COMENTARIO ‘PADRE RICO PADRE POBRE’ (Cap. 1)


fragmento:

“Así es la forma en que te enseñan en el colegio (…) pero esa no es la forma en que la vida te enseña (…) la mayor parte del tiempo la vida no te habla, te empuja. Cada empujón es la vida diciendo, despierta: hay algo que quiero que aprendas (…) Si aprendes las lecciones de la vida te ira bien. Si no, simplemente continuará empujandote. La gente suele o bien dejar que la vida los empuje o se ponen bravos y devuelven el empujón pero contra su jefe o su pareja. Ellos no saben que es la vida la que los esta empujando. La vida nos empuja a todos. Algunos se rinden, otros luchan, pocos aprenden la lección y avanzan. Estas personas le dan la bienvenida a los empujones de la vida, saben que necesitan y desean aprender algo, así lo hacen y avanzan. La mayoría de las personas renuncia, unos pocos como tú luchan.”

Hace un par de semanas, surgió en mi un verdadero ansía de leer este libro. Ha estado en los estantes por años pero siempre lo reelegue por literatura más pura o aquella más academica. Hoy se que hize bien en comprarlo mientras soy joven aún. He recomendado el libro a mis hermanos y a casi todos mis parientes. La razón: intuyo que este libro tiene una importante receta contra la pobreza. Lo que más me gusta de su lectura es lo controversial de su contenido. Realmente, a menos que seas una persona de criterio bien formado, no lo leas. Este libro no es para debiles mentales. No me refiero a su estilo, hasta un niño de 6 años podría completar su lectura en ocho dias con un buen grado de comprensión. Lo que lo hace una lectura fuerte, es la obligación de masticar conceptos muy primitivos y redefinirlos para tí en tu propio ser.

En el capitulo uno por ejemplo, Robert T. habla de la naturaleza del dinero. Ese dinero que manoseamos a diario, que lo tenemos tan cerca que ya ni nos preguntamos que es. Menos aún ponemos en duda si es necesario. Robert llega de una manera muy peculiar a la llaga misma, ¿crees que más dinero resolverá tus problemas? Observa a quienes tienen más dinero que tú y veras que muchos de ellos estan en la misma lucha financiera. Si quieres saber por qué, solo es necesario que analizes donde ponen su dinero quienes son verdaderamente ricos.

Robert tambien habla de la importancia de las emociones y como ellas determinan siempre nuestro futuro financiero. Habla sobre todo del miedo y la ansiedad, de como ambas configuran un patrón esclavizante. Esclavizante = pobreza. Ser esclavo del dinero es algo cruel, concluye el capítulo.

Cerrare este comentario con una frase del libro que me recuerda algo que me decia mi madre muchos años atrás.

“Las causas principales de la pobrezas y las luchas financieras no son la economía, ni el gobierno, ni los ricos; son el miedo y la ignorancia auto-ingflingidos.” (parafraseado)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s